miércoles, 14 de diciembre de 2011

Cuba

Todos hemos jugado alguna vez a las cartas de récords, aquellas en las que se elegía una categoría y ganaba el valor más alto. Si eran aviones, y elegíamos, por ejemplo, velocidad, pues el más veloz, si tocaba peso, pues el más pesado... el más, el más... He de reconocer que los que nos dedicamos a perseguir pájaros (sin prejuicio ninguno, según dijo el poeta) tenemos algo de este juego en las venas, tan interiorizado que si nos preguntan por la Avutarda, enseguida comentamos que estamos ante el ave voladora más pesada, el Albatros, la de mayor envergadura, etc. De entre las aves, aquellas que forman parte de este club de récords tienen para mi un plus, no es algo racional, pero qué le voy a hacer, así es. Así que cuando viajé a Cuba en enero de 2004, estaba claro, ninguna especie antes que el Colibrí Zunzuncito (Mellisuga helenae), el colibrí más pequeño del mundo, o lo que es lo mismo, el ave más pequeña...
Y para verlo, había que viajar a la Ciénaga de Zapata, en la provincia de Matanzas. Para los que gustan de detalles históricos, cerca de aquí es donde se encuentra Playa Girón, quizá más conocida como Bahía Cochinos, lugar de orgullo patrio para la revolución cubana.


Para un viaje relámpago de menos de 5 días en Cuba de estancia total, fue toda una aventura acercarse desde La Habana hasta aquí, pero mereció la pena, siempre merece la pena. De camino, nos topamos con esta granja de cocodrilos, dónde se cría al escaso y amenazado cocodrilo cubano (Crocodylus rhombifer).

Cocodrilos cubanos (Crocodylus rhombifer) de un año de edad.
Criadero de Boca de Guamá. Ciénaga de Zapata.
Tuvimos suerte y pudimos contactar con Ángel, guía del parque, un hombre de una gran calidad humana y dispuesto como pocas, enamorado de su tierra, apasionado de su Ciénaga. Con él buscamos sin éxito la Cartacuba ó Pedorrera (Todus multicolor) y el Tocororo (Trogon temnurus), ave nacional de Cuba y ambas endémicas de la isla y otros bimbos objetivos prioritarios del viaje. Pero sí que tuvimos la fortuna de toparnos con un precioso macho de Zunzuncito, que salió al reclamo y al que una Esmeralda Cubana (Chlorostilbon ricordii) no dejaba de ostigar, motivo por el cual sólo pudimos verlo parado por cuestión de segundos. Cuando empecé el blog me planteé no colgar fotos que no fueran propias, pero en esta ocasión creo que merece la pena, aunque ahora que lo pienso, técnicamente la foto es mía... ;-)

Colibrí Zunzuncito (Mellisuga helenae) en HBW, donde se puede observar
su diminuto tamaño al compararlo con un lápiz.
Pero la Ciénaga nos reservaba alguna que otra sorpresa inesperada. En un recodo del camino, pudimos ver el Mochuelo Sijú (Glaucidium siju), mi primer Glaucidium, género que en Europa sólo cuenta con una especie: el Glaucidium passerinum, siendo más común en nuestras latitudes el género Athene, en honor de Atenea, diosa griega de la guerra y la sabiduría, acompañada siempre por un glaux (raiz etimológica del Glaucidium), el mochuelo de aristóteles, y por eso así nombrado este otro género.
La Ciénaga es una maravilla, con una amplia diversidad de ecosistemas, desde manglar hasta bosque "semideciduo", herbazales y, como no, marismas y playas.
A la entrada, parecía aguardarnos esta Garceta Grande (Egretta alba), muy confiada (mi cámara no tenía más de 3.5x) y ya en el parque, también muy confiado, pero con un cielo gris plomizo y casi anocheciendo, un Gavilán Batista (Buteogallus gundlachii). Un año antes habíamos visto en la isla del Caño, Costa Rica, a la especie que compartía este Buteogallus antes de separar este taxón cubano en especie propia, el B. anthracinus. Otras especies de interés observadas fueron la raza cubana del Chipe Amarillo ó Reinita de Manglar (Dendroicas petechia), el Caracolero Común (Rostrhamus sociabilis), el Calamoncillo Americano (Porphyrio martinica), la Jacana Centroamericana (Jacana spinosa) ó el Martinete coronado (Nyctanassa violacea), entre otras.

Garceta Grande (Ardea alba).
Ciénaga de Zapata.

Gavilán Batista (Buteogallus gundlachii) antes subesp. de B. anthracinus.

Ciénaga de Zapata

Ciénaga de Zapata al anochecer.

Volvimos a La Habana con un grato recuerdo y con la sensación de habernos dejado casi todo en el tintero, pero ¿qué mejor motivo para regresar algún día y completar el trabajo que no terminamos? Os dejo algunas fotos más de este viaje relámpago que, como podéis sospechar, estuvo lejos de ser un viaje de naturaleza.

Garza Azul (Egretta caerulea).
Soroa. Cuba.

Iguana Cubana (Cyclura nubila).
Isla de las Iguanas. Cayo Largo del Sur. Cuba.

Embarcadero.
Cayo Largo del Sur. Cuba.

Paisaje típico de la región de Viñales, con los Mogotes (formación cáliza) al fondo.
Norte de Cuba, dónde se concentran amplias extensiones de cultivo del famoso tabaco cubano.
Siempre lo he dicho y siempre lo diré. Sólo dos paises americanos recordaré por sus gentes, por haberme hecho sentir orgulloso de ser español, uno lo fue Cuba, el otro, ya haré una entrada sobre él...

Lista de aves del viaje: 63 especies de una lista de 364, 25 de las cuales son endemismos (Clements 6ª).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada