jueves, 6 de septiembre de 2012

La Taiga 1. Finlandia: Pasvik - Inari

Aspecto de la Taiga en Kaamanen, Inari, Lapland. Finlandia.
Un cinturón de coníferas, sólo interrumpido por los océanos pacífico y atlántico, abraza la tierra en latitudes boreales. Este "bioma" da uniformidad a los hábitats y a la fauna del Paleártico y el Neártico Boreal, aproximadamente entre los 50º y 60º latitud norte. Más al norte, sólo la extrema y circumpolar "tundra" nos separa de los hielos permanentes del polo norte.
Internarte en la Taiga tiene algo de mágico. No es difícil olvidarte de la oficina y creerte un aventurero aquí.
En verano, el suelo de la taiga, permanentemente helado durante el largo invierno, se deshiela, permitiendo que vuelvan a aparecer multitud de lagos, ciénagas, prados húmedos, trampales y otros medios húmedos tan característicos de estas latitudes. Para multitud de aves, la taiga se muestra entonces como una inmejorable oportunidad para la cría, con una disponibilidad de alimento alta, la que confiere un ecosistema que tiene que cumplir con su ciclo anual en unos pocos meses.
En julio de este año, una vez más de la mano de Spainbirds, tuvimos la oportunidad de participar de este espectáculo de la naturaleza boreal en su extremo más occidental: Finlandia, concretamente en el entorno del parque Pasvik-Inari, un parque transnacional que comparte este país con Noruega y Rusia.
Sol de medianoche en Kaamanen, Inari, Lapland. Finlandia.
El sol de medianoche: Tanto se ha hablado de este acontecimiento astronómico que intentaré huir de sus clichés. Sorprendente pero útil... Esperas su puesta como quien espera que vuelva la siguiente ola, como quien espera la luna llena tras el cuarto creciente... pero no, allí queda, terco, decidido a levantarse de nuevo sobre el horizonte que no llega a tocar. Y es útil, al menos para alguien que, como nosotros, visita esta tierra y no quiere perderse nada. 24 horas de pajareo o hasta que el cuerpo aguante... La tenue luz de un sol débil no nos impedía observar una simpática familia de Porrones Osculados (Bucephala clangula) sobre los que sobrevolaban Gaviotas Canas (Larus canus) y Charranes Árticos (Sterna paradisea) que describían imposibles piruetas mientras capturaban mosquitos, la pesadilla de estas latitudes en verano.
El primer paseo nos devolvió, entre otras, la observación de la Serreta Chica (Mergus albellus). Un macho en plumaje nupcial junto a su hembra completó en mi caso las tres serretas en mi lista particular. No sé qué explicación daría un psicólogo a que un logro tan fútil en lo práctico pueda hacerte sentir en un instante como el hombre más afortunado del mundo!!!
Cartel con las especialidades laponas que acuden a la red de comederos de Pasvik. Lapland. Finlandia.
Aunque la economía de la zona está basada principalmente en la caza y la pesca, el turismo de naturaleza tiene un peso específico importante en la región y así, entre otras iniciativas, nosotros hicimos uso de una en particular que permite ver especies que de otro modo sería casi impensable observar, o al menos "garantizar" en un viaje tan corto. Me estoy refiriendo a los comederos. En la foto podemos ver el cartel con las especies que se acercan a los mismos, siendo algunas de ellas las más deseadas y buscadas en la zona. En el comedero de Nerjan Tulen Tupa, próximo a nuestro alojamiento en Kaamanen (casas Kaamasen Kievari), pudimos constatar la anterior afirmación personificada en una pareja de Camachuelo Picogrueso (Pinicola enucleator), que confiadamente se alimentaba de pipas a una velocidad de proceso endiablada.
Camachuelo Picogrueso (Pinicola enucleator) en Nerjan Tulen Tupa, Kaamanen. Inari. Lapland.
Un instante duró la visita del Arrendajo Funesto (Perisoreus infaustus), otra de las especies que buscábamos. Fue un instante sí, pero suficiente para observarlo bien. Unos días más tarde se dejó ver de nuevo a pocos kilómetros de la frontera con Rusia.
Arrendajo Funesto (Perisoreus infaustus) sobre "sebo" colocado como "cebo" sobre un Abedul en el comedero de Nerjan Tulen Tupa, Kaamanen. Inari. Lapland.
Pinzón Real (Fringilla Montifringilla), uno de los sonidos más frecuentes y característicos de estos bosques.
A pocos cientos de metros de la cabaña donde estábamos alojados cria el Charrán Ártico (Sterna paradisea) y el Falaropo Picofino (Phalaropus lobatus). Por estas latitudes también vimos a las cosmopolitas Lavanderas Blancas (Motacilla alba) que aquí acompañan la cria de los anteriores junto a la Agachadiza Común (Gallinago gallinago) o el Papamoscas Cerrojillo (Ficedula hypoleuca), entre otras especies más comunes, por citar algunas.
Largas rectrices y pico sin negro en la punta delatan al Charrán Ártico (Sterna paradisea) criando sobre "podsoles". Kaamanen. Inari. Lapland.
De camino a Svanhovd, los incontables lagos que jalonaban la ruta permitían seguir sumando especies tan interesantes como este precioso Colimbo Ártico (Gavia arctica) en plumaje nupcial, un vestido no aconstumbrado a ver en las raras ocasiones que se deja ver por nuestras latitudes.
Un momento para la flora:
Rhododendron tomentosum, conocido entre otros nombres como Romero Salvaje (ver hojas) y con el que se hace un té local. Inari. Lapland.
 

La mala calidad del suelo, turboso en las peores orientaciones o de tipo podsol con humus muy ácidos que lo hace pobre, con largos periodos congelado y otros muy húmedo, que lo hace inestable, impidiendo que medren grandes ejemplares de árboles y donde el proceso de descomposición no se completa, hace que el Pino de Valsaín ó Silvestre (Pinus sylvestris) no alcance las proporciones a las que nos tiene aconstumbrado en la Sierra del Guadarrama, por citar algún espacio que pueda servir como referencia conocida.
Pino Silvestre (Pinus sylvestris). Inari. Lapland.
¡Y todo esto antes de cumplir menos de 24 horas en la patria lapona!

8 comentarios:

  1. Por fin...Esperamos ansiosos los siguientes capitulos.

    ResponderEliminar
  2. Fascinante viaje. Espero más historias, fabuloso. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. JoséMi, no te quepa duda que seguiré, aunque me está costando sacar tiempo... Igual te pido alguna foto!!! Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  4. Qué bueno "verte" por aquí Gabi. Gracias por tus comentarios. Un abrazo fuerte.
    Pd.- Por cierto, necesito que Mariajo me identifica una planta. Os la pasaré a ver qué le parece! Mándala un beso fuerte de mi parte.

    ResponderEliminar
  5. Je je, aquí estamos, al quite. Cuando quieras, para eso estamos. De tu parte, como no. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Preciosas fotos Javito... creo que subiré algunas fotos del viaje en mi blog hoy mismo, que ya va siendo hora. Un abrazo y espero que encuentres hueco pronto para ver las siguientes entregas

    ResponderEliminar
  7. Gracias Santi, eso espero yo también, los niños dan mucha guerra... ;-(

    ResponderEliminar
  8. Gabi, la foto de la flor que comentaba en mi comentario anterior, ¿Sabéis lo que es? http://elblogdejavieratrio.blogspot.com.es/2012/06/escarabajo-avispa-clytus-arietis.html
    Gracias de antemano.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar